Los trabajos de pocería se remontan a miles de años atrás. En su origen se centraba en buscar agua y hacer pozos para extraerla. Aunque los poceros modernos ya no se dedican a ello, sino que hoy se encargan de trabajos relacionados con las canalizaciones que atraviesan y comunican las ciudades.

¿Cuáles son hoy los trabajos de pocería más habituales? En este post hablaremos de algunos de ellos.

Mantenimiento de alcantarillado

La red de saneamiento es una parte muy importante de los núcleos de población, porque de su buen funcionamiento depende en buena medida la salud de sus habitantes. Por eso, una de las tareas de las que se encargan los poceros es de asegurarse de que están en perfectas condiciones, realizando tareas de mantenimiento y prevención de averías.

Reparaciones

Como algunas veces debido al uso y otros elementos las tuberías pueden sufrir roturas, la pocería repara todo tipo de averías, filtraciones y problemas que pueden hacer que el sistema no funcione de la forma adecuada. Lo hará siempre en el menor tiempo posible, ya que tanto una fuga de aguas residuales como una rotura en la red de suministros suponen trastornos importantes.

Limpiezas y desatascos

En algunas ocasiones el problema se debe a la acumulación de residuos, que pueden llegar a formar un tapón en la tubería de desagüe. Cuando hay sospechas de que esto ocurre lo normal es avisar a una empresa de desatrancos para que localice el origen y ponga remedio a ello cuanto antes.

Nuevas instalaciones

A medida que las poblaciones crecen, se necesitan nuevas canalizaciones para dar servicio a las viviendas y negocios que van surgiendo. Los poceros son profesionales en instalaciones de este tipo, de modo que se encargan de realizar las tareas necesarias de preparación del terreno, colocación de tuberías y acometidas, etc.

Fosas sépticas

En algunas zonas en las que no es posible crear una red de alcantarillado, bien porque el coste es demasiado elevado o por alguna otra razón, los trabajos de pocería se centran en instalar una fosa séptica que garantice en la medida de lo posible el saneamiento. También se encargan de su limpieza, ya que al no tener salida es necesaria vaciarlas de forma regular.

¿Cómo ha cambiado el trabajo de los poceros?

Más allá de pasar de localizar agua y hacer pozos, los poceros han evolucionado mucho en su labor actual. Hasta no hace mucho era necesario abrir una zanja para realizar las tareas de reparación y desatranco. Hoy todo ha cambiado y es posible hacer estos trabajos sin obras gracias a que se han desarrollado nuevas tecnologías que evitan las molestias.

Al no tener que abrir para localizar y reparar la red, las tareas de pocería se realizan de una forma más rápida, segura y ecológica. Además, no es necesario esperar para que la canalización en la que se ha trabajo pueda estar en funcionamiento.

El trabajo de un pocero ha evolucionado mucho desde que aparecieron los primeros profesionales, como puedes ver. Recuerda que si necesitas un experto en estas y otras labores de pocería puedes contactar con nosotros.

Call Now Button669 81 84 99