La inspección de tuberías es una de las tareas más importantes cuando se trata de realizar un mantenimiento preventivo eficaz. Para ello existen diferentes métodos, y uno de los más sencillos, rápidos y seguros es la inspección con cámaras robotizadas Este tipo de inspecciones es necesario tanto en instalaciones nuevas como en aquella que tienen cierta antigüedad, ya que el uso continuado de las tuberías hace que pueda haber deterioro. Incluso es posible que se haya producido algún defecto de instalación, por lo que antes de ponerlas en funcionamiento no está de más realizar una inspección de tuberías con cámara.

¿Cómo es el proceso de inspección con cámara?

La inspección con cámara robotizada es una tarea bastante sencilla, en la que lo que se hace es meter una cámara de TV de circuito cerrado, instalada en un pequeño robot. Para ello se utiliza una entrada existente, como una arqueta o un registro. Si no lo hubiera habría que hacer un pequeño agujero, aunque no suele ser necesario porque siempre hay alguna zona por la que se puede entrar.

Mediante un sistema de control remoto, se guía al robot a lo largo de toda la tubería, y va grabando todo el camino. Un experto en la inspección de tuberías con cámara se encarga de ir mirándolo todo, y determinar cuáles son los problemas que se van observando. Al final, se presenta un informe donde se muestra el estado de la instalación, los problemas que se han visto y una copia de la grabación completa. También se indican las posibles actuaciones que se pueden realizar.

Las ventajas de hacer una inspección con cámara

Hasta que aparecieron las cámaras robotizadas con circuito de televisión, inspeccionar las tuberías era bastante complicado. Y mucho más hacerlo con garantía, ya que una simple inspección visual no era suficiente para localizar una avería o desperfecto en muchos casos. Solo se podía picar por la zona en la que se pensaba que estaba el problema, y tratar de arreglarlo.

Hoy las cosas son muy diferentes, y las cámaras robotizadas permitan hacer un inspección completa, sin tener que hacer obra, y localizando el origen del problema. En menos tiempo, sin arriesgarse a causar más desperfectos y sin molestar a nadie.

Razones para la inspección de tuberías con cámara

Hay varios motivos por los que el uso de una cámara robotizada es un modo que garantiza la localización de una avería o algún tipo de desperfecto. El primero es la rapidez con la que se hace el trabajo, ya que al no tener que abrir y cerrar una zanja, en pocas horas se ha realizado una inspección completa, y se presenta un informa de todo lo que se ha encontrado.

También es importante hacer una inspección de tuberías con cámara cuando se trata de instalaciones nuevas, ya que para ponerla en marcha se necesita el permiso de la administración, y con un informe detallado es mucho más fácil demostrar que todo está en perfectas condiciones.

Sea cual sea le motivo por el que lo necesitas, en BlueRed Saneamiento te ofrecemos nuestro servicio de inspección por cámara para que puedas tener tus canalizaciones en perfecto estado.

Call Now Button669 81 84 99
Powered by