Si notas desde hace tiempo que la presión del agua en las tuberías es menor de lo que era, puede que necesites eliminar la cal de las tuberías, uno de los motivos por los que se produce una falta de presión. Sobre todo en zonas en las que el agua tiene muchos sedimentos.

Cuando la acumulación es muy importante, necesitarás contar con la ayuda de profesionales en fontanería, aunque si lo estás empezando a identificar, puedes eliminar la cal y alargar la vida útil de tu instalación con alguno de estos consejos:

El remedio más casero: vinagre y bicarbonato

El primer truco para eliminar la cal de las tuberías es uno de los más conocidos. Además es natural, por lo que no hay riesgo de que se produzcan daños o reacciones adversas. Eso sí, solo es efectivo si la acumulación no es demasiado grande, ya que de lo contrario es posible que no funcione bien.

  • Echa dos cucharadas soperas de bicarbonato por el desagüe de cada una de las tuberías que quieres limpiar.
  • Añade una taza de vinagre de vino. Verás que se produce una reacción efervescente. Pon el tapón y deja actuar alrededor de media hora.
  • Vierte una cacerola grande de agua hirviendo, unos 3 litros, y verás cómo fluye mucho mejor, señal de que has eliminado la cal y otros residuos.

El más sofisticado: descalcificadores magnéticos

Existen en el mercado sistemas de eliminación de cal basados en imanes. Se colocan alrededor de la tubería principal, y los campos magnéticos hacen que los depósitos no lleguen a las tuberías.

Este sistema genera muchas dudas en algunos casos, sobre todo porque hay quien desconfía de que los campos magnéticos puedan influir en la cal del agua. Nosotros no nos posicionamos ni a favor ni en contra, solo lo presentamos como uno de los trucos para eliminar la cal de las tuberías que existen, y si quieres probarlo y comentar lo que te parece, puedes hacerlo al final del post.

El más habitual: eliminar la cal con productos químicos

Otro de los trucos más comunes para eliminar la cal de las tuberías es el uso de compuestos químicos específicos, desarrollados para desprender los restos acumulados de un modo más o menos eficaz, dependiendo de lo adherido que esté y del tipo de tubería.

Es importante saber cuál de todos los productos disponibles es el adecuado para tu caso, ya que se trata de productos muy tóxicos y corrosivos, por lo que en caso de duda lo mejor es consultar a un experto para que te recomiende la opción adecuada.

Remedios milagrosos contra la cal

Este es un detalle importante que hay que destacar. No existe un remedio permanente contra la cal, así que esta se volverá a acumular con el paso del tiempo. Si la zona en la que vives tiene una gran cantidad de cal, necesitarás volver a eliminarla pasado un tiempo, bien con alguno de estos trucos o llamándonos en caso de que necesites una descalcificación profunda que no se pueda eliminar con ellos.

Call Now Button669 81 84 99