Por muy limpia que se tenga la cocina, el uso del fregadero hace que las tuberías puedan llegar a atascarse. De hecho, un atasco de tuberías en la cocina es uno de los problemas más habituales que existen en una vivienda, incluso más que el de las bañeras atascadas.

Algunas veces el atasco es pequeño y se puede solucionar con un par de golpes de ventosa, aunque no siempre se arregla así. ¿Cuáles son las causas más habituales de estos atascos en la cocina y cómo solucionarlos?

Qué puede causar un atasco de tuberías en la cocina

Se pueden resumir las causas de un atasco en el fregadero de la cocina en una sola palabra: residuos. Dicho esto, podemos distinguir tres tipos de restos que pueden ser los responsables del problema:

– Aceites y grasas

El aceite y las grasas tienen forma líquida cuando están calientes, por lo que puede parecer algo inocente arrojar un poco por el fregadero. Sin embargo, la grasa fría se solidifica y puede adherirse a las paredes de las tuberías, reduciendo el tamaño de estas y haciendo más difícil que el agua fluya. Si hay mucha cantidad, puede llegar a causar un tapón y bloquear por completo la salida.

Un servicio profesional de desatascos puede poner remedio a esta situación, aunque lo mejor es evitar tirar grasas y aceites por el fregadero. Además, es muy contaminante, por lo que no es buena idea deshacerse así de estos restos.

– Restos de comida

Los alimentos son otra de las causas más habituales de atasco de tuberías en la cocina. Es evidente que nadie en sus cabales tira la comida por el desagüe, pero puede que no se eliminen los restos de forma adecuada.

Migas y otros residuos apenas parecen tener importancia, y tal vez dejes los platos en la pila para fregar tal y como vienen de la mesa. Sin embargo, se pueden acumular y convertirse en un problema. Así que lo mejor es retirar la comida de los platos antes de llevarlos al fregadero.

– Jabón

Como lo estás leyendo. Puede que pienses que es muy exagerado poner al jabón como uno de los responsables del atasco de tuberías en la cocina, pero en realidad se trata de un producto cáustico que puede llegar a deteriorar la tubería si no se usa con cuidado.

Trata de usar solo la cantidad justa, y busca productos que no generen demasiada espuma porque retiene partículas que pueden pegarse a las paredes de las tuberías.

La solución a un atasco de tuberías en la cocina

Cuando usar un desatascador de goma no parece funcionar, lo mejor es acudir a profesionales para que se encarguen de dar el tratamiento adecuado a las tuberías.

Esta es una mejor solución que el uso de productos químicos, ya que las tuberías actuales son sensibles a ciertos compuestos. Y aunque resistan que se usen en ocasiones, si se hace con frecuencia pueden causar graves daños.

En Bluered contamos con tecnología de vanguardia, que dejará las tuberías de tu casa como nuevas en tiempo récord y de una forma natural. Llámanos y te informaremos.