Tuberías de amianto: ¿Qué riesgos conllevan?

El amianto fue un material constructivo bastante común hace unas décadas. Sin embargo, los problemas de salud derivados de este han sido objeto de noticias en los últimos años, y por ello se ha convertido en un asunto urgente. Teniendo en cuenta que las tuberías de amianto, como bajadas en edificios y otras canalizaciones, están presentes en varios sitios, surge la cuestión de qué riesgos tiene mantenerlas.

El amianto, un material muy peligroso

La Unión Europea prohibió en 2005 el uso del amianto. Problemas respiratorios y determinados casos de cáncer tienen su origen en este material, y algunos operarios que estuvieron expuestos han fallecido debido a ello.

Sin embargo, tras su prohibición no hubo una orden de retirar todas las tuberías de amianto que existen, y a día de hoy sigue habiendo canalizaciones fabricadas con este material. Un pocero en Madrid puede exponerse a la situación de encontrarse con este problema. ¿Cómo se debe actuar?

Eliminación de tuberías de amianto

Antes de seguir, es fundamental destacar que no es obligatorio eliminar el amianto si encontramos estas tuberías, pero sí que se recomienda proceder a la retirada de estas y la instalación de un sistema inocuo. Es evidente que se trata de un proceso que requiere tiempo e inversión, pero también lo es el hecho de que cuidar la salud debe ser una prioridad y merece la pena hacerlo.

Es más, no se descarta que en algún momento se solicite la eliminación y cambio obligatorio de tuberías de amianto, al igual que está ocurriendo con otro tipo de instalaciones antiguas. En esos momentos los precios de las tareas aumentarán, y lo que hoy es una inversión moderada se puede convertir en un gasto aún mayor. Por ello, desde Bluered Saneamiento recomendamos plantearse la renovación de canalizaciones como bajantes y otros elementos comunes en edificios. Ahora que no es una obligación, será bastante menos costoso que si se ejecuta la orden y se fija un plazo para ello.

En Bluered renovamos todo tipo de tuberías

Además de nuestro amplio catálogo de servicios de pocería sin zanja, trabajamos en la creación de nuevas obras de pocería tradicional, siempre ajustándonos a la normativa actual, que en Madrid es responsabilidad del Canal de Isabel II.

Por supuesto, también nos podemos encargar de retirar tuberías de amianto y cambiarlas por otros tipo de materiales. Nos encargamos de realizar todos los trabajos siguiendo de forma meticulosa las recomendaciones de seguridad y eliminación de residuos peligrosos. Nos tomamos el tiempo que haga falta para retirar, transportar y eliminar restos de amianto sin poner en riesgo a nadie.

También podemos ayudar a realizar los trámites necesarios para ejecutar la obra, como la solicitud de permiso municipal.

Si crees que en su edificio puede haber tuberías de amianto y quiere eliminarlas, o solo asegurarse de si las canalizaciones están libres o no de este material, contacta con nosotros y nos pondremos manos a la obra. Un técnico cualificado se encargará de realizar las pruebas necesarias para saberlo, y si lo deseas te ofreceremos un plan para proceder a su retirada completa.